domingo, 5 de octubre de 2008

Draft rescatado del dia 1/06/06, 0:16am

- Si caigo, caes también tú conmigo - le dije. Volvimos a la máquina de café y nos sentamos en las escaleras. Hablamos de las horas que pasamos juntos tomando el sol en el parque hasta convertirnos en siameses, y de como los días se convirtieron en el ir i venir de un tuyo y mio que nadie entendía.
Pasábamos las tardes cenando y charlando en las ventanas de la biblioteca, sabiendo que toda la reciprocidad que nos hacía estar juntos hasta tan tarde se estaba convirtiendo en algo furtivo.

Al final la gente se fijó y comentaba, pero nosotros nos hablábamos con los ojos y nos hacíamos cómplices de una verdad a medias: Las caricias aparecían cuando nadie miraba. Cuando tu mano y la mía se abrazaban debajo de la mesa.

Acompasados y sin prisas, dos líneas paralelas, un ir y venir entre tu y yo fué el sentimiento huérfano de tener una mitad simétrica.

Enric

4 comentarios:

super lopez dijo...

eres relmente bueno!!! he ojeado alguna de tus fotografias,me parecen tambien muy buenas!

johnkinder dijo...

Hola, estoy gratamente sorprendido de lo brillante que eres en tus relatos, ojalá pudiera escribir así. Una pregunta, eres el mismo chico al que Richard Stallman le firmó su ordenador? eres el mismo que programaba en C a edad temprana mientras unas "cholas" de tu clase perdían el tiempo? Eres el mismo que escuchaba a los Misfit y decidió usar como nick the punisher? Glad to know again from u!

johnkinder dijo...

Trabajo casi de lo mismo pero en otro sitio y sí que iré a la cena.
Salut! ens veiem al sopar! ;-)

La JoVeN dE La PeRLa dijo...

que hermoso!! parece que me transporté a tomar café contigo. Voy a seguir visitándote.