sábado, 18 de abril de 2009

Treinta

Puedo explicarles que hoy fui feliz porque pude ayudar a alguien a demostrar que su esfuerzo va a llevarle mucho mas lejos de lo que imagina. Además, durante la cena disfruté una vez mas de las charlas con mi amigo Nuko sobre esos textos que tengo a medias y que dan forma a algo que intento expresar con palabras, pero que nunca saco a pasear por miedo a los "que diran", y a los "pero tu no eras de ciéncias?". También he estado alegre por que me sorprendí a mi mismo durante una llamada telefónica, mientras cubría el micrófono con la mano para gritarle a mi amiga Cíntia un "sí, de esa chica podría enamorarme!!" con rotundidad y sin temor ni duda; y que al final de la noche después de intentarlo con una Deliriums Tremens entendí que inevitablemente soy el chico de la Märzenbier, y que hoy es una de esas tantas razones que me hace tener un pasado común la gente a la que amo, y que los treinta no son más que la continuidad de mi esfuerzo por llegar a ser alguien que se levante cada día alegre, feliz y orgulloso de ser quien es, y de proceder de donde procede.

Enric

2 comentarios:

clicia dijo...

No em diguis que ha estat el teu cumple!!?
Si es així, felicitaaaaaats! Si no, esborra el comentari :P
Jejeje, 30 ja eh!!! Si això no és res!

Petonets

#Without confidence! dijo...

Hoy dia fuiste tu!


:D!
saludos y abrazos!



clau.-