martes, 26 de septiembre de 2006

180 minutos

Parece que no pueda existir alguien con un nombre casi hermano al mio. Resulta que también ronda los veinti-tantos, deambula por la ciudad condal, y calza zapatillas deportivas de colores vivos - como las mias -. Es alegre, dicharachera y no le falta ingenio. Escribe y bloggea, y juega a moverse por el mundo abrazandose a un cuerpo ageno... Grácias por la charla, fué un auténtico placer.

Enric
PD: la puedo invitar a cenar, señorita?

9 comentarios:

pumpkincita dijo...

es como tu alter ego?

najwa dijo...

:)

pero si los nombres no se parecen!! no?... Tú crees que sí?? :DD Vaya tela!!!

Extraños puntos de coincidencia entre usted y yo, debería preocuparme :P De todas formas, pese al Expediente X que hay detrás de todo esto, es un placer hablar con usted.

Lo de la cena... se tendrá que portar bien ;) [[y dudo que eso esté al alcance de un pirata]].... XDDDD ((aish, qué mala que soy,... ya me puede volver a acusar de chica dura)) :P

Besitosss... o petonets (mejor petonets, no? ;) :P)

MUAC!

Retrato de Dorian Gray dijo...

¿Veintantos? ¡Qué desilusión! Yo creía que el ombligo estaba en otra década...

cabaret dijo...

pues a no dejar escapar semejante joya! que eso no pasa todos los días!
besos

fgiucich dijo...

Y, aceptó la invitación? Abrazos.

s0da dijo...

Sr Punix, no basta con las zapatillas de colores... A veces también es necesario saber rebanar una oreja sólo por el placer de hacerlo, pensando "yo puedo", y más una persona de corazón oscuro como el suyo... o acaso o ha olvidado?

Remember where you came from, remember what you are (T.R.)

korrigans dijo...

A veces son hermosas las casualidades de la vida

¿Existirá un mundo paralelo?

Un beso

Cicindela Zida'ya dijo...

no es maravillo toparse con alguien que nos haga sentir...asi !!!!

Valp dijo...

dios los crea y ellos se juntan...
Todos tendemos hacia lo familiar, hacia lo conocido, hacia nosotros mismos...