lunes, 16 de octubre de 2006

Capítulo 3

En esto, comenzó a llover un poco. La rendija de la ventana entreabierta dejaba pasar la luz y algo de viento que zarandeaba la cortina.
El jovenzuelo leía tumbado en la cama de la habitación del hotel esperando que desapareciera el dolor de cabeza, y a medio o corto plazo poder escapar de la sensación de derrota.
Las carencias de esa inteligencia casi insultante habían sido puestas en evidencia durante un rato.
Si ese joven sabe de algo es del valor de la autoestima. Le dolía más el sentirse hundido que el momento de dudas sin respuestas que le hizo bajar la moral.
Resultó ser cierto que las apariencias engañan, que muchas cosas no son lo que parecen, y que lo idealizado cae por su propio peso cuando lo inesperado te sorprende.
A veces, si se acaban las ideas, es mejor apagar la luz y seguir durmiendo. Quizá mañana los problemas tengan otra respuesta.

Enric

PD: Siento no leeros, siento no postearos, en breve regreso!

10 comentarios:

Retrato de Dorian Gray dijo...

Mejor no vivas hacia delante, que luego hay que recoger cubos y cubos de realidad diluida. Aunque reconozco difícil estar a cada instante en el momento preciso. Tal vez con un par de ajustes vuelva a funcionar. En cualquier caso, paciencia, sí. No hay otra.

najwa dijo...

A veces las apariencias engañan y esconden realidades, a veces somos nosotros que añadimos la distorsión necesaria para interpretar a nuestro antojo. Esos pilares están condenados a ser destruidos desde el mismo momento que se crearon.

... Anda, descansa un poco :)

fgiucich dijo...

Siempre hay otro dìas para que las cosas cambien. Abrazos.

Alice ya no vive aquí dijo...

Dicen que cuanto más dejemos reposar un problema, tendremos más perspectivas desde las que analizarlo y por tanto más soluciones se nos ocurrirán.

No se pierde nada por intentarlo ;-)

cabaret dijo...

esoo vuelve pronto, que escribes demasiado tarde! me quedo con tu última frase. besos

Bohemia dijo...

Añado a todo lo que te han dicho...Y de todo se aprende...
Un abrazo

Cicindela Zida'ya dijo...

por suerte o por desgracia las cosas no se ven igual al otro dia...que te sea leve en lo que andes... pronto regreso.

nosue dijo...

"...que lo idealizado cae por su propio peso cuando lo inesperado te sorprende..."
esa frase para mi, justifica cualquier espera,
estaremos cuando regreses
besos desde hace mucho tiempo

Alnitak dijo...

Quizás lo correcto sería dormir para siempre...

valp dijo...

Todos nos hemos sentido hundidos y bajos de autoestima alguna vez. Ese mar de dudas que inunda tu cabeza y solo te hace plantear preguntas y preguntas y todas ellas sin respuesta, un circulo vicioso retroalimentado por uno mismo dificil de salir. Salgamos al mundo exterior a relacionarnos con otr@s entes y no dejemos que la soledad nos haga consumirnos en nuestros propios pensamientos!